El pasado martes 10 de los corrientes dos eventos se llevaron a cabo en el Auditorio 2 de la UCB CBA, ambos de significativa importancia para la Carrera Ingeniería Industrial.

La Suscripción del Convenio de Cooperación Interinstitucional entre la Cámara de la Pequeña Industria y Artesanía de Cochabamba CADEPIA y la Universidad Católica Boliviana “San Pablo” – Regional Cochabamba.

    1. Iniciativa emprendida con el único afán de generar beneficios para los estudiantes de la Carrera Ingeniería Industrial de la UCB CBA y para los empresarios asociados a CADEPIA, a partir de los compromisos asumidos por medio del documento.
    2. Por una parte CADEPIA coadyuvará y gestionará la posibilidad de que sus asociados abran sus puertas para que estudiantes de la Carrera Ingeniería Industrial puedan acceder a las mismas en la modalidad de pasantías que serán oportunidades para conocer hasta cuatro (4) pequeñas y/o medianas empresas (a lo largo de su formación profesional) de las más de 1500 que tienen en sus registros; es decir, los beneficiados serán los estudiantes.
    3. Por otra parte la UCB CBA, por medio de los estudiantes que se beneficien con estos espacios de práctica real en el marco de su formación profesional, aportará sus conocimientos para optimizar procesos en las distintas áreas de éstas empresas; en éste caso, las beneficiadas serán las empresas.
    4. La Presidente de CADEPIA, Luz Mary Zelaya Vidaurre y el Rector de la UCB-CBA Alfonso Vía Reque Ph.D. fueron los que tuvieron a su cargo la suscripción del convenio, en presencia de autoridades de ambas instituciones.
    5. Éste es un primer paso en la perspectiva de concretar la triada del desarrollo UNIVERSIDAD-EMPRESA- ESTADO

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS PARA SUSCRIBIR CONVENIO CON CADEPIA.

La historia de las universidades es en gran parte la historia del pensamiento  y del desarrollo humano (Borrero Cabal, 2002).

La evolución de la diversidad de carreras es el claro ejemplo del cambio de pensamiento: Las universidades iniciaron sus actividades con carreras de filosofía y teología, propias del momento histórico de la época, siguiendo por la necesidad con la medicina y el derecho; luego, por las demandas de mejorar la infraestructura de los países se iniciaron las ingenierías y las ciencias empresariales.

En la época actual existe una diversidad de carreras que apuntan al mejoramiento de los sectores de la economía y la importancia de los programas conducentes a mejoras ambientales es evidente por un tema que preocupa al mundo, el calentamiento global.

Los sabios antiguos evidenciaron la necesidad de aportar desde la universidad al desarrollo social de los pueblos, así que desde los inicios de las instituciones universitarias era clara la misión de aportar al desarrollo económico y social de las comunidades.

Los nuevos estudiosos de los procesos universitarios, entre ellos Jorge Sábato y Natalio Botana, concibieron el primer modelo moderno de la relación de Universidad-Empresa-Estado mediante la interacción de una tríada denominada el Triángulo de Sábato. Este modelo nace en 1968 y en él se plantea cómo las universidades deben interactuar con su entorno. La base de su modelo es el planteamiento de la política para el desarrollo de la capacidad técnico-científica de América Latina.

Si revisamos los vértices sugeridos por Sábato y Botana podemos entender que el vértice UNIVERSIDAD (infraestructura científico tecnológica) es el conglomerado de instituciones del sector educativo, los centros de desarrollo tecnológicos los laboratorios y demás instituciones que permanentemente se dedican a la investigación, es allí donde nace la investigación, es la creatividad de la mente humana, los investigadores son quienes disparan la innovación con su poder de pensamiento y articulación de sus ideas a las necesidades del sector productivo.

El vértice EMPRESA hace referencia a la estructura productiva del país, es el conjunto de bienes y servicios que pertenecen a los sectores de la economía de una respectiva región, son todas aquellas empresas que día a día ofrecen nuevas alternativas de consumo para mejorar su productividad y competitividad, son el motor de empleo y desarrollo de un país.

El vértice ESTADO es el conjunto de instituciones públicas en la función de orientar políticas y de propiciar recursos a los vértices de estructura productiva y estructura científico tecnológico.

En suma, son las relaciones de estos tres pilares los que promueven la investigación, la innovación y el desarrollo en un país; por eso es importante construir y renovar alianzas de éste tipo que, de por sí son estratégicas en todo sentido.

La Dirección de la Carrera Ingeniería Industrial considera en extremo conveniente, no solo suscribir un convenio con el mayor conglomerado de empresas medianas y pequeña del departamento, como es la Cámara de la Pequeña y Mediana Industria y Artesanía de Cochabamba CADEPIA, sino, operativizar la misma con la presencia de estudiantes, de distintos semestres, en todas las empresas que puedan abrirnos sus puertas.

La interacción entre estudiantes y empresa generarán mutuos beneficios, para unos en su proceso de formación; para los otros en la optimización de sus procesos; y ambos, en beneficio de la comunidad.

Agradezco a la Sra. Luz Mary Zelaya por atender nuestro requerimiento y por su desprendimiento  y a las autoridades de la nuestra Universidad en la persona del Sr. Rector por viabilizar ésta demanda.

Será un buen primer paso. Más adelante encontraremos el camino para lograr una alianza con el Estado, de manera que el trabajo conjunto permita inyectar vigor a la vocación industrial del departamento en la perspectiva de generar oportunidades de trabajo y crecimiento iguales o mayores a las de otros departamentos, por el bien de todos los bolivianos

La Posesión del primer Directorio de Graduados de la Carrera Ingeniería Industrial.

Resultado de un arduo trabajo emprendido para aglutinar a los graduados con el propósito de recabar información sobre su desempeño laboral que, además de ser una exigencia para las carreras acreditadas deben cumplir es una obligación institucional para mantener actualizada la pertinencia de la carrera.

Para la constitución de éste primer Directorio previamente se conformó un Directorio ad-hoc que tuvo a su cargo la elaboración de los estatutos que fueron presentados en la última de varias reuniones anteriores y que, después de la democrática elección del Directorio oficial fue aprobado por mayoría de los asistentes.

El directorio está constituido de la siguiente manera:

1Ing. Carlos Andrés Méndez CapriroloPRESIDENTE
2Ing. Camila Nineth Ortuño ValenciaVICEPRESIDENTE
3Ing. Mariela Jimena Rosas SimonDIRECTORA ACADÉMICA
4Ing. Diego Tejada SaavedraDIRECTOR DE HACIENDA
5Ing. Luis Alejandro Mendizabal TeránDIRECTOR DE COMUNICACIÓN
6Ing. Valeria Wilma Navia UrionaDIRECTORA DE HACIENDA
7Ing. Javier Marcos Klemens StevensonDIRECTOR DE DEPORTES
8Ing. Gustavo Davíd Bayá AneivaPRIMER DIRECTOR VOCAL
9Ing. Walter Andrés Villazón TrigoSEGUNDO DIRECTOR VOCAL

En el entendido de que ésta asociación es la primera constituida en el ámbito de Graduados de las Carreras de la  Universidad Católica Boliviana a nivel nacional, se espera que, en el breve plazo, sea un referente para los graduados de otras Carreras y se convierta en un importante pilar de la Asociación de Graduados de la Universidad de la UCB CBA.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS PARA LA ORGANZACIÓN DE LA ASOCIACIÓN DE GRADUADOS DE INGENIERÍA INDUSTRIAL DE LA UCB CBBA.

Desafortunadamente en Bolivia, como en muchos otros países, no existe información consolidada sobre la trazabilidad de los graduados de la educación superior. Algunas instituciones educativas realizan esfuerzos individuales de seguimiento de sus graduados, pero son iniciativas aisladas y no se cuenta con un sistema nacional que permita evaluar de forma general y periódica los resultados de la formación profesional de los graduados de educación superior, y que sirva como referencia para la toma de decisiones en la materia.

Un buen ejemplo a seguir son los países europeos. Ellos sí cuentan con sistemas sólidos de seguimiento de graduados. La organización Columbus, una asociación de universidades de Europa y América Latina cuyo objetivo es promover la cooperación internacional y el desarrollo institucional de las universidades, realizó recientemente un estudio sobre los sistemas de seguimiento en algunos países europeos a través de una guía estructurada de aspectos relevantes y mediante entrevistas a los actores principales de los sistemas para entender la metodología y la organización de cada uno de estos sistemas. Este análisis concluye que conocer el destino laboral de los graduados es cada vez más requerido por los sistemas de acreditación institucional y por la autoridad educativa, e incluso que en muchos casos esto es un mandato establecido por ley. Contar con un sistema de seguimiento de graduados ha probado tener muchas ventajas.

En primer lugar, permite a las instituciones de educación superior contar con información confiable y pertinente sobre la ruta que emprenden sus garduados, una vez que abandonan de sus aulas: qué competencias y habilidades adquieren en la universidad, cuánto tiempo tardan en encontrar empleo, qué tipo de trabajo están desempeñando, cuánto ganan, qué prestaciones reciben, qué funciones desempeñan, entre muchas otras variables. Todos estos datos representan un insumo sumamente útil para la mejora continua de las universidades y el fortalecimiento del desarrollo profesional de los graduados.

En segundo lugar, el seguimiento a los graduados es la mejor fuente de información sobre la calidad y relevancia educativa de los programas de la universidad y del trabajo docente que se realiza en ella.

Y, en tercer lugar, esa información de los graduados estimularía aún mayor competencia entre las distintas instituciones de educación superior, públicas y privadas, en beneficio de los estudiantes y de la sociedad.

En educación superior, como en cualquier servicio público o programa de trabajo: lo que no se mide, no se conoce y no se mejora.

Por otra parte, las necesidades de los graduados, por conseguir trabajo, por conseguir asesoramiento más íntimo y amigable o simplemente por tener alguien que pueda escuchar sus problemas laborales desde el punto de vista técnico científico de la carrera, para encontrar soluciones, siempre están latentes.

Y por último, la necesidad de consolidar la pertenencia académica de los graduados, desde el punto de vista social, deportivo y profesional también es un hecho de alta relevancia.

Con esos argumentos, la Dirección de Carrera ha visto por conveniente promover la constitución de un organismo que aglutine a los graduados y que facilite la comunicación de la universidad con ellos y entre ellos mismos. El Magister Ricardo Grágeda ha sido el artífice para impulsar esta inquietud, para quien va mi agradecimiento especial.

La receptividad ha sido masiva y la reconozco en  la persona del Ing. Carlos Méndez quién ha asistido a las tres convocatorias realizadas para trabajar el tema de manera formal y a las otras reuniones que ha dirigido para llegar a este momento en el que se constituye la Asociación de Graduados de la Carrera Ingeniería Industrial de la UCB CBA con un Directorio democráticamente elegido y del que, en adelante, tendremos noticias siempre positivas para beneficiar a sus asociados.